Homilía: IV Semana de Cuaresma. Martes, 21 de marzo del 2023

  • Primera lectura. Ez 47,1-9.12: “El agua bajaba por el lado derecho del templo, al sur del altar”.
  • Salmo Responsorial. 45,2-3.5-6.8-9: “El Señor de los ejércitos está con nosotros, nuestro alcázar es el Dios de Jacob”.
  • Evangelio. Jn 5, 1-3a-16: “Mira, has quedado sano; no peques más, no sea que te ocurra algo peor”.

Color: MORADO

Al momento el hombre quedó curado

Queridos hermanos y hermanas, Nadie le impidió a la muchedumbre de enfermos llegar hasta la piscina la mañana de ese sábado, seguramente acompañados de alguien que les tuvo que llevar hasta ahí especialmente a los más impedidos, como éste a quien Jesús le pregunta si quiere curarse y después de su explicación le manda salir de su precaria situación cargando aquella camilla. Vemos en Jesús el Rostro Misericordioso de Dios al compadecerse de éste que llevaba 38 años esperando la bendición de la salud y hubiera seguido así hasta la muerte si no es por Jesús que antepone la Caridad y el Amor a sujetarse a la observancia fría del cumplimiento de la Ley.

Claro que hay que sujetarse a las disposiciones legales, pues no se hace el bien cometiendo actos ilícitos, se los aseguro, pero hay una Ley Fundamental inscrita en el corazón de cada persona justa (los injustos… no tienen corazón para poder tener misericordia) que norma sus vidas; sus habituales acciones; sus costumbres y la forma en que enfrentan sus problemas de una manera recta y sin delinquir.

El descanso obligado del sábado iniciaba desde la tarde del viernes y nunca debió llegar a ser una ley de terror, sino simplemente de descanso, pues el sábado se hizo para el hombre y no al revés. Tantas son las veces que vemos a Jesús haciendo la caridad indebida en sábado como las que vemos a los Fariseos, tan santos, hasta expiándolo para poder acusarlo y darle muerte.

!Mira, ya quedaste sano. No peques más, no vaya ser que te suceda algo peor. La muerte eterna, por supuesto; por eso hay que salir del falso optimismo del simple cumplimiento de lo mandado: Si vamos a Misa, ojalá que no sea sólo por el precepto, sino para tener la gracia de poder proclamar con nuestra vida la fe en Dios que nos mostró Jesús, de Nazareth.

Que Dios nuestro Señor, sea siempre prioridad en nuestras vidas.

Bendecido Martes de su amigo y hermano en Cristo.  Rev. Diác Julio Reyes Guillén

***********

Lecturas      Homilías     Moniciones Oración de la noche

Oración de la noche

829 694 1948. Anote este número. Y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbete entrando aquí. Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: AQUÍ.

Volver a la página de inicio

Scroll al inicio