Homilía: Domingo de Ramos en la Pasión del Señor. Ciclo A

Domingo, 2 de abril del 2023

Citas:

  • Procesión: Mt 21,1-11: Este es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea.
  • Primera lectura: Is 50, 4-7: Estoy seguro de que él nunca me defraudará.
  • Salmo Responsorial: 21: Fuerza mía, ven corriendo a ayudarme.
  • Segunda lectura: Flp 2,6-11: Se hizo humilde y escuchó a Dios.
  • Evangelio: Mt 26,14-27,66: Realmente esta era Hijo de Dios.

Color: ROJO

Dios nos amó primero

En las lecturas de hoy se entremezclan varias de las verdades fundamentales de nuestra fe católica. De la lectura de Filipenses 2,6-11, vemos que Jesús renunció a su condición divina. Esto se lee rápido, pero pensemos: Él, siendo el Rey del Universo (junto a Dios Padre y al Espíritu Santo), se hizo hombre. Nació de una joven mujer y se convirtió en un ser dependiente de sus padres. Optó por vivir en la pobreza y obedeció al Padre hasta morir por cada uno de nosotros.

Esto nos hace pensar cuánto nos ama Dios Padre. Él no envió a su Hijo por los santos, lo envió por ellos y por los peores pecadores del mundo. Por eso sabemos que Dios nos amó primero.

Pero en el Evangelio de hoy se nos narran dos hechos que producen sentimientos muy diferentes: Por un lado, la traición de Judas a Jesús, venderlo por unas cuantas monedas de plata. Algunos estudiosos de la Biblia indican que 30 monedas de plata era el precio que se pagaba por un esclavo. Revisemos nuestra vida y veamos si con algunas de nuestras acciones (pecados, falta de perdón) estamos negando (o vendiendo) a nuestro Señor. Este tiempo es especialmente bueno para ello.

Por otro lado, vemos aquí la institución del Sacramento de la Eucaristía, eje fundamental de nuestra fe católica. No olvidemos que Jesús está pasando sus últimas horas con sus discípulos. Pero Jesús sabe que necesitamos saber de una manera práctica que Él está en nosotros. Por eso se queda en nosotros bajo las especies del pan y del vino. “Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo”. (Jn 6, 51).

Agradezcamos al Señor por el milagro diario de que el pan y el vino se conviertan en su carne y su sangre, y que le podamos recibir en nuestro interior, confirmando, una vez más, que Él mora en nosotros.

(Guía Mensual).

***********

Lecturas      Homilías     Moniciones Oración de la noche

Oración de la noche

829 694 1948. Anote este número. Y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbete entrando aquí.

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: AQUÍ.

Cuaresma Encuentra entre Dios y el hombre * Volver a la página de inicio

Scroll al inicio