Moniciones: III Semana.  Tiempo Ordinario. Sábado, 27 de enero del 2024

Color: VERDE o BLANCO

  • Primera Lectura. II Sam 12, 1-7a.10-17: “El Señor te perdona tu pecado. No morirás”.
  • Salmo Responsorial: 50, 12-13.14-15.16-17: “Oh Dios, Crea en mí un corazón puro”.
  • Evangelio. Mc 4, 35-40: “¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!”.

Salados hermanos, al sentirnos abrazados por el amor de Dios nuestro Señor, nos sentimos liberados.

Ayer meditábamos sobre el adulterio y abuso de poder de David. Hoy nos encontramos ante las consecuencias de su pecado. El profeta Natán utiliza una parábola ingeniosa para confrontar al rey y ayudarle a reflexionar sobre el mal provocado.

Los problemas nos ahogan y los vientos parecen no cesar. Solamente cuando nos dejamos calmar por el Espíritu recuperaremos la claridad para pensar y encontrar la paz necesaria para retomar el timón de nuestra embarcación. Jesús transita con nosotros en la barca de la Iglesia y, a pesar de nuestros pecados, nos reconforta enmudeciendo y callando toda tormenta.

El pecado siempre afecta nuestras relaciones interpersonales, sociales y espirituales. Pero podemos decidir el camino del arrepentimiento y del perdón. Esto es sanador y liberador.

Vencer el miedo a través de la fe y reenfocarnos en aquél que mantiene la calma aun en medio de la tormenta

El que preside: Dirijámanos al Padre, presetándole nuestras oraciones, con la certeza que Él siempre cuida de nosotros y sabe lo que más necesitamos.  Invoquémoslo diciendo: “Ten piedad de tu pueblo, Señor”. 

Por la Iglesia, barca que navega entre las tempestades de la historia.  Que sepa ser signo profético, punto de referencia, guía estable de esperanza y de paz para cada hombre.  Roguemos al Señor.

Por los sacerdotes llamados a administrar El sacramento de la confesión.  Que el señor les conceda la convicción y la constancia en el servicio de la escucha y del perdón.  Roguemos al Señor.

Por los países ricos, pero indiferentes ante las grandes miserias y sufrimientos de la humanidad.  Que el Señor suscite en su interior hombres y mujeres capaces de prestar atención a las necesidades de los demás.  Roguemos al Señor.

Por todos nosotros, para que el Señor nos conceda una mirada humilde ante nuestras caídas y aprendamos a reconocerlas con prontitud.  Roguemos al SeñorEl que preside: Padre, ven en nuestro auxilio en medio de nuestra fragilidad y Escucha las intenciones que te hemos presentado.  Te lo pedimos por intercesión de Jesucristo tu Hijo y de la Virgen María.  Amén

Lervidiana Castro Hernández/lervidianacastrohernandez1976@gmail.com

“Creo, Jesús mío, que estás presente en el Santísimo Sacramento del Altar; te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Ya que ahora no puedo hacerlo sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti. No permitas, Señor, que vuelva jamás a abandonarte”

(San Alfonso María de Ligorio).

Si deseas recibir las moniciones en tu móvil por WhatsApp, únete a este grupo: https://chat.whatsapp.com/JuAEJ8FhOoS3UDIokzKiTG

Lecturas      Homilías     Moniciones    Oración de la noche

Anote este número. 829 694 1948 y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? Suscríbete entrando aquí. Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: AQUÍ.

El Papa Francisco reitera: se bendice a las personas, no la unión

Juventud, despertar un ideal de esperanza

Mensaje del Papa para la LVIII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales (12 de mayo del 2024)

Carta del Pontífice a los jóvenes: “¿Qué haría Cristo en mi lugar?”

Escuche aquí el Evangelio para HOY

Scroll al inicio