“LOS BOSQUES DE PERALTA NO TIENEN DOLIENTES”

Por P. Wilkin Castillo, San Juan de la Maguana

Peralta un Municipio de la provincia de Azua conocido como la tierra del cafeto esperanzador, hoy duele decirlo, esa esperanza se ha ido desvaneciendo poco a poco, hace un tiempo éramos considerados como un Municipio apto para el ecoturismo de montaña por sus buenas condiciones geográficas justo donde nace la Cordillera Central, su clima agradable y por estar bañado de pie a cabeza por una cadena de hermosos bosques. Se nos enferma el alma al tener que decir que en los últimos meses hemos tenido un desfile repugnante e interminable de fuegos que se suceden unos tras otros.

Nos da la impresión que no tenemos autoridades que vigilen y velen por este mal que nos afecta y envenena, pues ante la mirada tímida, indiferente y cómplice de éstos se comete el crimen más atroz que desgarra el alma y el corazón del más insensible ser humano.

No ha habido una voluntad firme, honesta y decidida para intervenir con planes concretos, efectivos y sostenibles en este sentido. Hasta este momento las autoridades competentes no han dado muestra de tener la suficiente capacidad para asumir su responsabilidad en esta materia, la intervención ha sido muy tímida y con pocos resultados que mostrar.

Es algo muy común y por ser común no quiere decir que sea correcto, ver pasar ante nuestros ojos los camiones repletos de mangueras para el riesgo de cultivos, pero nos preguntamos de dónde van a sacar el agua, pues los ríos se están secando, esto producto de la tala sin control y la poca conciencia de muchos de sus moradores con respecto a cuidado y la preservación de las aguas.

Tenemos que decir categóricamente que hacen años que el rio Jura no provoca una crecida importante, estamos desangrando las venas de aguas arriba que son el alimento de este rio, cuando el rio se seque en esa misma medida nos vamos a secar nosotros las personas por falta del tan preciado e insustituible líquido.

 Moradores de Peralta es hora de hacer una parada con relación a la depredación de nuestras montañas y la contaminación de nuestros ríos. Pensemos siempre en el bien mayor, no nos ceguemos y no talemos un bosque para sembrar tres jarros de güandul o de habichuelas, esta práctica desacertada no saca a nadie de pena, ni es un factor para combatir la pobreza y la miseria, por el contrario, la fortalece. Es necesario fomentar y apoyar la siembra de café, frutales, maderables y contrarrestar así la tala indiscriminada de nuestros bosques.

Si tenemos bosques tendremos vida, sin bosques nuestra vida está amenazada de desaparecer. Les invito a todos hombres y mujeres de buena voluntad a mirar lejos, más allá de nuestras narices, no tener mirada corta y a dejar de ser egoístas y pensar en las generaciones presentes y futuras y ser los primeros defensores de nuestros bosques, es un deber de todos cuidar la casa común, esto se traduce en riquezas y aprendamos ya a ponerle un valor agregado a nuestras montañas, basta ya y dejemos el crimen forestal, basta ya y dejemos de quemar, talar y por el contrario sembremos, protejamos y cuidemos nuestros bosques de Peralta.

Otros temas del padre Wilkin

V Domingo de Cuaresma: LÁZARA SALIÓ

IV Domingo de Cuaresma. Ciclo A: “SE LAVÓ Y VIO”

III Domingo de Cuaresma. Ciclo A: DAME DE BEBER

II Domingo de Cuaresma: SE LLENÓ DE LUZ

I Domingo de Cuaresma: JESÚS Y EL DESIERTO

***********

Lecturas      Homilías     Moniciones Oración de la noche

Oración de la noche

829 694 1948. Anote este número. Y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbete entrando aquí.

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: AQUÍ.

Termómetro familiar * Volver a la página de inicio

Scroll al inicio