XIX Domingo. Tiempo Ordinario. Ciclo A

Color: VERDE

Domingo, 9 de agosto de 2020 

Citas bíblicas:

-         1ra lect.: I Re 19, 9a. 11-13a

-         Sal 84, 9-14

-         2da lect.: Rom 9, 1-5

-         Evangelio: Mt 14,22-33

A SOLAS CON DIOS

Por P. Wilkin Castillo

9 de agosto de 2020 aEn esta ocasión quiero hacer una fusión entre el evangelio de Mateo y la primera lectura del libro de los Reyes. Me voy a enfocar en aquellos elementos que tienen alguna similitud o que me parece interesante resaltar: “En aquellos días, cuando Elías llegó al Horeb, el monte de Dios, se refugió en una cueva donde pasó la noche.” Vemos que Elías se refugia en una cueva en el Horeb conocido como el monte de Dios. Pues su significado de Horeb como monte de Dios nos aporta ya un aspecto espiritual.

Es interesante hacer énfasis en el monte como aspecto teológico y a la vez lugar geográfico, símbolo de la presencia de Dios. El Señor le dijo: “Sal y aguarda al Señor en el monte, que el Señor va pasar”. Ante esta invitación el profeta es obediente y sale de la cueva con la firme esperanza y la alegría de encontrarse con Dios, pues Dios siempre pasa por nuestra vida y al pasar transforma nuestras miserias en ríos de victoria y en cantos de alegría.

En esta lectura del libro de los Reyes hay unos matices que merecen que pongamos en ellos nuestra mirada: “Pasó antes del Señor un viento huracanado tan violento que agrietaba los montes y rompía los peñascos; pero el Señor no estaba en el viento.” Aquí en esta imagen jamás vamos a encontrar la presencia de Dios, pues Dios no se revela a sus hijos usando la violencia y la destrucción, él se revela en la quietud del silencio y en la tranquilidad de la paz.

“Vino después un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Después vino un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Después se escuchó un susurro. Elías al oírlo se cubrió el rostro con el manto y salió a la entrada de la cueva.” Allí sucede el encuentro con Dios y la más pura de las experiencias que hombre alguno haya experimentado, semejante al encuentro de Moisés con Dios en este mismo monte, donde Dios le dijo quítate las sandalias porque el lugar donde tú estás es terreno sagrado.

Por otra parte, en el evangelio se nos dice: “Después que la gente se hubo saciado, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente.” Recordemos que el domingo pasado Jesús da de comer a una gran multitud y hoy con gran delicadeza despide a esta misma multitud. Es justo reconocer la calidad humana de Jesús, primero ofrece de comer y luego tiene tiempo para despedir a los suyos.

Es un estímulo para nosotros y a la vez una invitación para que reservemos tiempo para la gente, pues es parte elementar en nuestro ministerio sacerdotal, podemos decir, no tengo tiempo para los demás y caer en un error, pues precisamente hemos sido consagrados para estar con la gente y a su servicio.

Mientras Elías se refugió en una cueva los discípulos se refugiaron en una barca. Pues desde los inicios de la humanidad el ser humano ha buscado refugio que sean seguros y garanticen su tranquilidad. “Después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar.” Aquí hay un elemento común que se encuentra presente en la primera lectura, pues el profeta Elías sube también al monte para encontrarse con Dios. Está comprobado que el estar a solas con Dios le es saludable al alma y fortalece el espíritu.

De madrugada se les acercó Jesús, andando sobre el agua. Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua, acercándose a Jesús, pero le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: “Señor, sálvame.”  Elías sale de la cueva para el encuentro con Dios y Pedro sale de la barca para este encuentro y yo de donde tengo que salir para encontrarme con Dios.

 

Otros temas del P. Wilkin Castillo

NO DESPIDA ACOGE

El Reino como tesoro

SOY TRIGO DE DIOS

LA PALABRA COMO SEMILLA

No tengan miedo

Subir a Dios

La Trinidad: Modelo de comunidad

Liturgia del Domingo

Lecturas         Moniciones

Feria de la Semana

Lecturas         Homilía        Audio evangelio de hoy

Visítanos en:

redes sicuakes facebookFacebook - redes sicuakes instagramInstagram - redes sicuakes twiterTwitter - redes sicuakes you tubeYou tube

Itinerario de Evangelización 2020

 

9 de agosto de 2020 aVALOR DEL AÑO:

Un pueblo discípulo misionero, que tiene una experiencia personal y comunitaria con Cristo, Palabra encarnada”

 

LEMA DEL AÑO:

“Con Jesús, Palabra encarnada, nuestra vida será transformada”

 

Agosto

Lema:

 “Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18, 20)

 

Valor:

Comunidad

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion

Visite la Parroquia San Ramón Nonato


 Escúchenos en Vivo