XX Domingo. Tiempo Ordinario. Ciclo A (Wilkin)

XX Domingo. Tiempo Ordinario. Ciclo A

16 de agosto de 2020Color: VERDE

Domingo, 16 de agosto de 2020 

Citas bíblicas:

-         1ra lect.: Isaías 56,1.6-7

-         Sal Sal 66

-         2da lect.: Rom 11,13-15.29-32

-         Evangelio: Mt 15,21-28)

 

BASTA UNA MIGAJA

 

Por P. Wilkin Castillo

 

Una vez más en este vigésimo domingo del tiempo ordinario el Señor me regala la oportunidad de reflexionar en torno a su palabra y hoy lo haré teniendo como recurso el evangelio. Aprovechamos también para Recordar el 157 aniversario de la Restauración dominicana, una hazaña heroica por parte de estos hombres que con su valentía nos regalaron una patria libre de toda fuerza extranjera.

Por su parte el evangelio nos comunica: En aquel tiempo, Jesús se marchó y se retiró al país de Tiro y Sidón. Entonces una mujer cananea, saliendo de uno de aquellos lugares, se puso a gritarle: “Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David. Mi hija tiene un demonio muy malo.” Él no le respondió nada. Pareciera que Jesús con su actitud de silencio muestra ser desatento y más ante la figura de una madre que suplica compasión, pero todo lo contrario él quiere provocar en esta mujer una reacción para luego tomar una acción con relación a su petición.

Hay una frase que no podemos dejar pasar por alto es cuando la cananea dice: “Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David.” Recordemos que en ese momento ella lo está reconociendo como el Mesías esperado, pues de la descendencia del Rey David vendría el Mesías, el Salvador y esta era una afirmación de peso y más si salía de los labios de una mujer considerada una extranjera para Jesús y sus amigos.

Entonces los discípulos se le acercaron a decirle: “Atiéndela, que viene detrás gritando.” Él les contestó: “Sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel”. El pedido por parte de los discípulos a Jesús pareciera una oración de súplica por parte de estos y a favor de esta pobre mujer cananea. Si nos fijamos, Jesús no le contesta a la mujer y sin embargo les responde a los discípulos. “Solo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel” como queriendo decir que él es exclusivo para un determinado pueblo. Todo lo contrario, él con esta frase quiere reafirmar que es un Dios para todos y por consiguiente tenemos derecho de acceder a la salvación.

 Ella los alcanzó y se postró ante él, y le pidió: “Señor, socórreme.” La postura de postrarse tiene para Jesús un significado preponderante, es señal de humildad y confianza por parte de la mujer. Algo importante de esta cananea digno de resaltar es su constancia en el pedido que le hace al maestro y ante lo que él responde a los discípulos: “solo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel.” Pero lo expresado por Jesús no provoca que ella se desanime más bien sigue firme en su pedido y Jesús vuelve y arremete contra ella con mayor fuerza y llega a decir: “No está bien echar a los perros el pan de los hijos”.

Ante la afirmación de Jesús la mujer con elegancia y firmeza repuso: “Tienes razón, Señor; pero también los perros se comen las migajas que caen de la mesa de los amos”. Una frase merecedora de escribirla en una lápida y que fue el detonante y la manera de contrarrestar el argumento presentado por Jesús a la mujer. Ella solo necesitaba una pizca de la bondad y compasión de Jesús Maestro ante su desesperado ruego.

El maestro le respondió: “Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas”. En aquel momento quedó curada su hija. Finalmente, la grandeza que Jesús reconoce en esta mujer no solo radica en su fe también esta grandeza estaba presente en su carácter y en la manera de defender su petición ante su persona, aquel en el cual ella tenía la seguridad y la certeza que le concedería su anhelada petición.

raya2

Otros temas del P. Wilkin Castillo

A SOLAS CON DIOS

NO DESPIDA ACOGE

El Reino como tesoro

Liturgia del Domingo

Lecturas     Moniciones

Feria de la Semana

Lecturas           Homilía           Audio evangelio de hoy

Itinerario de Evangelización 2020

 

VALOR DEL AÑO:

Un pueblo discípulo misionero, que tiene una experiencia personal y comunitaria con Cristo, Palabra encarnada”

 

LEMA DEL AÑO:

“Con Jesús, Palabra encarnada, nuestra vida será transformada”

 

Agosto

Lema:

 “Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18, 20)

 

Valor:

Comunidad

Visítanos en:

redes sicuakes facebookFacebook - redes sicuakes instagramInstagram - redes sicuakes twiterTwitter - redes sicuakes you tubeYou tube
16 de agosto de 2020

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion

Visite la Parroquia San Ramón Nonato

829 694 1948. Anote este número.     Y este correo.e: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página.


 Escúchenos en Vivo