XVII Domingo. Tiempo Ordinario. Ciclo A

26 de julio de 2020Color: VERDE

Domingo, 26 de julio de 2020

En la primera lectura de este domingo XVII del tiempo ordinario nos encontramos con una de las características que deben adornar la vida de un cristiano: la confianza en Dios, fuente de nuestros saberes y de nuestras capacidades. La actitud de Salomón pone en tela de juicio la de muchos creyentes que, en situaciones en que la vida les brinda oportunidades de llevar a cabo una misión política, empresarial, educativa o de cualquier otra índole no piden sabiduría al Señor. Recurren a personas que lejos de ayudarlos, los perjudican.

 Hoy, no sólo se nos habla de la actitud de Salomón quien reconoce que sin la ayuda de Dios nada puede hacerse, sino también, la actitud de Dios quien da a entender que le gusta que les pidamos.  Aprendamos que cuando le pedimos estas, nos da el doble de lo que le pedimos.

Como respuesta a la acción de Dios al concederles la petición a Salomón, el salmista responde con estas palabras: “He resuelto guardar tus palabras. Mas estimo yo los preceptos de tu boca que miles de monedas de oro y plata”.  Gran lección de vida, las mismas palabras que Jesús pronunció a satanás el día de las tentaciones cuando nos asegura que “no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

La comparación de la red que echan los pescadores en el mar y cogen toda clase de peces nos prefigura el juicio final donde cada uno será pago según ha dado en la vida.  Dios llama a su iglesia y quiere que se llene de personas sin condiciones con la esperanza que recibirán el mensaje de salvación.  En el final de los tiempos cada uno recibirá lo que ha cosechado en vida.  No tenemos un Dios justiciero, nosotros somos los que, con nuestras conductas, dictamos la sentencia final.  Vivamos, pues, amando y la recompensa será grande.

(Fuente: Guía Mensual. Plan Pastoral de Pastoral)

 

Liturgia del Domingo

Lecturas     Moniciones    

Feria de la Semana

Lecturas           Homilía

Itinerario de Evangelización 2020

 

VALOR DEL AÑO:

Un pueblo discípulo misionero, que tiene una experiencia personal y comunitaria con Cristo, Palabra encarnada”

 

LEMA DEL AÑO:

“Con Jesús, Palabra encarnada, nuestra vida será transformada”

 

Julio

Lema:  “El que me ve a mi, ha visto al Padre” (Jn 14, 1)

 

Valor:  Paternidad

 

Visítanos en:

redes sicuakes facebookFacebook - redes sicuakes instagramInstagram - redes sicuakes twiterTwitter - redes sicuakes you tubeYou tube

Volver al inicio

Lema de julio 2

26 de julio de 2020

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion


 Escúchenos en Vivo