Homilía: XIV Domingo.  Tiempo Ordinario.  Ciclo A. 9 de julio del 2023

Domingo, 9 de julio del 2023

II Semana del Salterio

  • Primera lectura: Zac 9, 9-10: “Viene victorioso, humildemente montado en un asno….”.
  • Salmo Responsorial: 144, 1-2.8-1113cd-14: “El Señor es clemente y misericordioso”.
  • Segunda lectura: Rom 8, 9.11-13: “No están esclavizados sino bajo la acción del Espíritu”.
  • Evangelio: Mt 11, 25-30: “Lo que se ocultó a los sabios, se reveló a los pequeños”.

Color: VERDE

“CARGA LIGERA”

Por P. Wilkin Castillo, San Juan de la Maguana

Aprovecho el momento para ofrecerles un saludo en este Domingo Decimocuarto del Tiempo Ordinario, sin dudas congregarnos como comunidad de creyentes es una bendición que no tiene comparación. Dios en su inmensa bondad sale siempre a nuestro encuentro y como amigo fiel se pone a nuestro lado en el caminar por la senda de la vida. 

Por su parte en el Evangelio encontramos un pasaje hermoso para meditar en torno a él. En aquel tiempo, exclamó Jesús: “Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla”. Hoy la oración que Jesús ofrece a su Padre Dios toma un matiz especial, Jesús reconoce a Dios como Señor de Cielo y tierra y se dirige a él dándole gracias, siendo esta la oración más pura y auténtica que existe. En ese mismo orden da un espaldarazo a los humildes y sencillos al agradecer a su Padre por la elección de éstos.

“Sí, Padre, así te ha parecido mejor”. Con estas palabras deja entender Jesús que Dios es soberano en sus decisiones y en sus actos. Él no necesita de nadie para actuar con libre albedrío. “Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.  Jesús hace un reconocimiento público y es capaz de descubrir y revelar la gran bondad que Dios ha tenido con él. Expresa convencido de la cercanía y el conocimiento que existe de manera recíproca entre él  y su padre Dios.

 “Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán su descanso”. El Maestro nos hace a todos una invitación muy concreta de que vayamos a él que es yugo liviano y en ese mismo sentido se manifiesta como un pedagogo experimentado en la vida, nos repite una vez más que él es  yugo  llevadero y que su carga es ligera, para que no nos quede a nosotros la menor duda de que él es camino, verdad y vida.

Otros temas del padre Wilkin

XIII Domingo. Tiempo Ordinario. Ciclo A

XII Domingo.  Tiempo Ordinario. Ciclo A

XI Domingo. Tiempo Ordinario. Ciclo A

Si deseas recibir en tu móvil por WhatsApp, une a este grupo: https://chat.whatsapp.com/KUofplJqn9v4YmiOuRpJF0

Lecturas      Homilías     Moniciones    Oración de la noche

Anote este número. 829 694 1948 y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? Suscríbete entrando aquí. Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: AQUÍ.

Escuche aquí el Evangelio para HOY

Conferencia del Episcopado Dominicano elige su nueva directiva

Scroll al inicio